Historia de Vejer

Historia de Vejer
Historia de Vejer
4.8 (95.79%) — 19 votos

Conjunto Histórico-Artístico desde 1976, galardonado en 1978 con el Premio Nacional de embellecimiento de pueblos, perteneciente a la red de “Pueblos más bonitos de España” desde Marzo de 2014, premio a la “Decoración natural de un pueblo”, … Todos estos logros son, en parte, gracias a la historia de Vejer de la Frontera y a su espectacular arquitectura popular andaluza y árabe que la convierten en uno de esos destinos turísticos imprescindibles si vas a viajar a la provincia de Cádiz. Hoy hacemos un poco de historia de este municipio de la comarca de La Janda.

El pueblo en sus inicios, se llamó Beka. Poblada desde el Paleolítico, gracias a su ubicación privilegiada en lo alto de una colina a unos 190 metros de altitud y a unos 8 kilómetros de distancia de la costa Atlántica por Vejer de la Frontera han pasado las más antiguas culturas y civilizaciones que habitaban en el sur de Europa. Se construyó alrededor de Vejer una gran muralla para defenderse al estar en una zona muy cotizada y estratégica.

Los Romanos

En Vejer fue dónde los romanos fundaron la Besipo. A día de hoy, aún se pueden ver algunos algunos de los legados arquitectónicos de dicha civilización siendo los más populares el acueducto en la pedanía de Santa Lucia y las columnas de la Iglesia Parroquial del Divino Salvador.

Los Visigodos

Después de los romanos, los visigodos se establecieron en la zona y comenzaron a extender por los pequeños pueblos interiores hasta llegar a la zona del mar. Aquí, es cuando tiene lugar la popular batalla del Guadalete o también conocida como batalla de la Janda tras la cual cayó Vejer en manos de los musulmanes.

Mapa Cartografía Vejer
Mapa Cartográfico de Vejer y Laguna de La Janda datado en 1748

Los Árabes o Mulsulmanes

Una vez conquistada, Vejer de la Frontera (o Bekkeh como la nombraron los musulmanes) estuvo bajo el poder de los árabes durante 539 años. Durante todo ese tiempo, dejaron muchos rasgos de su cultura como se puede ver en la actualidad en sus calles “apretadas” y empedradas. Más tarde, pasaría a llamarse Vejer de la Miel por su abundancia en la producción de miel gracias a las miles de colmenas que se extendían por sus campos.

Otra herencia andalusí a la cultura vejeriega es el “cobijado”, traje típico de Vejer de la Frontera que aún se puede ver cubriendo los rostros de algunas mujeres o cobijadas en representaciones o actividades culturales y turísticas.

Los Cristianos

En 1250, la zona pasa a ser del rey Fernando III y Vejer de la Frontera pasa a ser la frontera de Castilla. Alonso Pérez de Guzmán (Guzmán el Bueno) nombrado como defensor del Estrecho llegó a ser dueño y señor de estas tierras después del rey.

Vejer se emancipó de Conil de la Frontera durante el siglo XV mientras que en el año 1939 se separó de Barbate.

El paso de estas cuatro civilizaciones hace que existan una gran diversidad y multitud de monumentos para ver en Vejer.